logo-mini

Sobre mí

MARCOS_Portrait

Marcos A. Alegría

Marcos A. Alegría Serrano nace en 1954 en Dorado, Puerto Rico, comarca de los más ancestrales sueños del oro en los tiempos de la conquista. Pertenece a una prolífica familia de artistas, defensores de los más elementales principios que proponen la creación y los valores culturales como la forma más alta de vivir. Alegría se ha desempeñado durante más de treinta años como educador y artista. Estudió en las escuelas de su pueblo natal, y en 1975, es egresado de la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Cultura Puertorriqueña en San Juan de Puerto Rico. Ha sido discípulo de grandes maestros: Augusto Marín, Fran Cervoni, Rafael López del Campo y Ernest Roselle, entre otros.

Realizó en 1984 el vitral en la Iglesia Los Defensores de la Fe, en Bayamón, confeccionado en grisallas, fue el de mayor dimensión en el Caribe. En 1985 dirigió el Departamento de Arte y Publicaciones de la Cooperativa de Maestros de Puerto Rico (EDUCOOP), en Hato Rey. Fue, además, Director de Asuntos Culturales del Municipio de Dorado (1988-1989) y con la vitalidad que le caracteriza impartió sus conocimientos y experiencias del mundo del arte a sus estudiantes. Luego de transitar por varias galerías y museos en su País, su obra se ha exhibido allende los mares: Europa, Estados Unidos, y nuestras islas hermanas, Cuba y Republica Dominicana, así como en Colombia, en la America del Sur.

En el Castillo de Cardona, Cataluña, llevó a cabo una exhibición en el 2006, que sirvió para enlazar formalmente esta municipalidad a la de su pueblo de Dorado, como hermanadas en arte y cultura. En La Habana, Cuba, fue reconocido por el Historiador Nacional, Eusebio Leal Spengler, por su labor artística y solidaria en la concepción del vitral en el coro de la Catedral San Felipe de Neri, así como por realizar una exhibición en las tres grandes islas -Cuba, República Dominicana y Puerto Rico- con una temática plenamente antillana. En el 2010 recibió la Medalla Olímpica por la muestra que captaban los once momentos más importantes del olimpismo puertorriqueño, junto a otros diez artistas nacionales. A contrapunto, tanto Cabo Rojo como Yauco, han escrito proclamas, en el 2013 y 2014 respectivamente, celebrando sus aportaciones a sendas municipalidades.

Su trazo a través del mundo intrincado de las artes, es complementado con una labor de propulsor de los valores culturales de pueblo. Ejemplo de esto son dos de las principales festividades de Dorado: la actividad musical El plenazo, y la actividad de Navidad, la Promesa de Reyes. Su foco principal, por otra parte, es su trabajo creativo. Elabora pacientemente una meticulosa pintura en su taller en Dorado, también incurriendo en el vitral, tanto originales como en la restauración de los de otros artistas. Alegría, continúa forjando fantasías visuales repletas de personajes curiosos, insólitos, cautivantes.